• 1
  • 2
  • 3

En la tarde de hoy, hemos despedido de las filas del Club a nuestro entrenador Saúl Suárez, una pequeña fiesta con su grupo de nadadores, algunos padres y directivos ha servido para el adiós del club. Su nuevo camino profesional apunta en otra dirección y al cual deseamos mucha suerte en su nueva andadura. 
Saúl también ha querido despedirse de todos nosotros a través de una carta que nos ha hecho llegar y que seguidamente publicamos integramente.

 

 

CARTA ABIERTA AL CLUB NATACIÓN SALINAS STA LUCÍA

Estimado C.N. Salinas:

Les confieso que llevo muchos días pensando qué palabras escribirles, hasta que llegó uno de esos momentos en el que uno se para a meditar en todo lo que le rodea… Familia, amigos, compañeros, gente de la que eres responsable, gente que se responsabiliza de ti, gente que lo pasa bien y lo pasa mal, para todos los gustos y colores. Reflexionas y piensas que has caído en un buen sitio, que te ha tocado vivir algo bueno y que siempre sentirás el orgullo de haberlo experimentado. Me debo sentir y me siento afortunado y doy gracias a todos los causantes de ello, ustedes. Porque forman parte de algo generoso con la sociedad; porque mientras los jóvenes están en el club entrenando, formándose, aprendiendo o haciendo amigos, no están en otros lugares de peores circunstancias; porque aman el deporte y todos sus beneficios; en definitiva, porque son/hemos sido útiles y necesarios.

Recuerdo cuando transcurría la temporada 2013/2014, Dani me propuso formar parte del nuevo proyecto que había estado gestándose en el club y acepté el reto. Él fue mi ojeador en todos los sentidos, de hecho ya nos conocíamos muy bien desde tempranas edades, siendo compañeros de club en Ingenio, gracias Dani. Empecé a trabajar en el Salinas y fui recibido generosamente, siempre bien tratado y con cariño, hice amigos para siempre: Aday “soco”, Aday y Moisés Hidalgo, JuanCa, Zeben, Ari, Ayoze y Dani, que buena gente, sé que siempre podré contar con ellos y viceversa. El día a día del club era simplemente alegría y pasión. Espero llevarme este aprendizaje a mis nuevos quehaceres. Solo quisiera recordarles, por si mi ejemplo puede servir de algo y así lo consideran, que el destino no viene sino que se trabaja desde el minuto cero, que la suerte no es fortuna sino más bien planificación, observación, y que la amistad, la buena amistad, es eterna.

Mientras me desempeñaba en el club, tenía a mi alrededor también gente trabajadora, con madera “benemérita” (nunca mejor dicho), algunos recios y otros líderes de nacimiento, aunque también los había incansables y depuradores de errores, por eso salían bien las cosas. A ustedes “directiva”: Ernesto, José, Lucre, Pepín y todos los demás (disculpas a los que no nombro o ya no están) quiero agradecerles enormemente, desde lo más profundo, el haberme dado esta oportunidad y haberme permitido ejercer la profesión. Hemos conseguido buenos resultados pero lo más importante, bajo mi punto de vista, es que hemos contribuido a que nuestra sociedad sea más rica, en el sentido de los valores. Hemos sido, y ustedes seguirán siéndolo, la fábrica de grandes personas, con talento y mucho futuro, con la máxima integridad. Donde otros aspectos de nuestra sociedad falla, en lo rápido y fácil que se quieren las cosas hoy en día, en lo injusto que son algunas historias o en lo bajo de moral de algunas personas o dirigentes, ahí estamos nosotros para contrarrestar con la enseñanza del esfuerzo, en que las mejores cosas tardan en llegar pero llegan, en valores como el respeto, la justicia, la honestidad o la lealtad. No puedo evitar escribir otra vez las palabras orgullo y agradecimiento, por hacerme partícipe de ello.

¡Nadadores!, ¡ay, mis nadadores! Les he visto crecer, llorar, reír, ganar, perder. He sido testigo directo de vuestros sufrimientos y de situaciones donde han disfrutado muchísimo, les he visto ayudar y ser ayudados. Éxitos y fracasos han ido de la mano en estas 3 temporadas, tanto a nivel deportivo como a nivel personal. A veces me enfadé, hubo veces que lloré, muchas otras veces disfruté con ustedes y reí mucho. ¿Saben que les digo? Que ustedes dan vida y me merecen todo el respeto. Ustedes son el futuro de esta sociedad, les queda mucho por aprender y por descubrir, sean pacientes que todo llega. Espero que mi ejemplo de ahora les sirva para tener claro que cualquier sueño puede volverse realidad, solo tienen que perseverar y levantarse tras cada caída, con la cabeza bien alta. Si el mío se ha cumplido, ¿por qué el de ustedes no? Pues claro que sí. Me gustaría que recordasen lo más importante: DISFRUTEN, disfruten cada momento, no importan tanto los resultados (aunque a veces los entrenadores nos enfoquemos mucho en ello), es el camino lo que importa, que en definitiva es lo que va a hacerles felices siempre. Y también aprendan todo lo que puedan, la lealtad, el compañerismo, el respeto, esforzarse por lo que uno quiere, ser honesto, ser justo… Eso es lo importante. Recuerden que la fuerza del equipo reside en la cohesión de cada uno de sus miembros: “Stay always together”, recuerden que si dan cariño, recibirán cariño. He aprendido mucho de ustedes, espero que ustedes de mi también, y que sientan el orgullo y el respeto que les tengo.

A los padres, tanto a los que se dejan ver a diario como a los que no, tanto los que fueron críticos como los que siempre estuvieron apoyando hasta el último momento, decirles que la labor que más responsabilidad conlleva en este mundo es la de educar. Siento admiración. Aún no soy padre pero espero hacerlo tan bien como ustedes, o parecido. Me gustaría que tuviesen claro que cualquier cosa que necesiten sus hijos, en lo que yo pueda poner mi granito de arena, siempre serán bien recibidos y haré todo lo que pueda por ellos, que en definitiva es por ustedes, ¿no? Reitero la palabra, agradecimiento.

Recordemos que para empezar una nueva etapa hay que cerrar otra, no tengamos miedo en decirnos “adiós”, o más bien “hasta luego”, es parte de la vida. Un abrazo fuerte y muy sentido. Tal como les dije ya, siempre les llevaré en mi corazón y mis pensamientos.

Finalmente, a modo de despedida, dos frases célebres:

“La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas” Aristóteles, filósofo. “El liderazgo es una calle de dos vías, lealtad hacia arriba y lealtad hacia abajo” Grace Murray Hopper, científica y militar.

Firmado: Saúl Ezequiel Suárez Rodríguez

Calendarios deportivos

Calendarios deportivos
Calendarios
Tus próximas competiciones.

Resultados deportivos

Resultados deportivos
Resultados
Descarga los últimos resultados

Eres el próximo nadador

Eres el próximo nadador
Descúbrelo
¿Eres nuestro próximo nadador?

Como acceder al Club

Como acceder al Club
Acceso al club
Cómo acceder al Club

Este es tu espacio, muestranos los servicios que proporciona tu empresa